lunes, 22 de febrero de 2010

La TDT gira a la derecha

Leo en El País un reportaje titulado Los 'ultras' conquistan la TDT. Conociendo del cariz de alguna de las tertúlias que allí se toman como ejemplo, me imagino por donde van los tiros. Todo perfectamente respetable desde el punto de vista ideológico -vive y deja vivir, si lo prefieres-. Sin embargo, en otra de las informaciones que acompañan al texto me encuentro con dos ejemplos de periodismo sin escrúpulos en el que la rigurosidad y el contraste de lo expuesto brilla por su ausencia sin rubor que valga. Cito textualmente:

 
[...] "La vuelta al mundo (Veo 7) emitió recientemente un reportaje "terrorífico y espeluznante" que ilustraba los efectos de la crisis económica sobre España: "Mientras que nos dicen que esto no va a costar ningún sacrificio, que esta subida de impuestos la paga cualquier persona con la gorra, tenemos más de dos millones de parados y más de ocho millones de personas que tienen que vivir con menos de 500 euros al mes", anunciaba el presentador. Después, un vídeo mostraba imágenes de mendigos en las calles y en el metro de Madrid. Era un reportaje grabado en el año 2000.

Los informativos de Intereconomía quisieron exponer "razones científicas" para apuntalar las declaraciones del Papa en las que aseguraba que el uso del preservativo en África no frena el sida. "Si nos atenemos al prospecto de una caja de profilácticos, vemos que da las siguientes instrucciones: mantener en un lugar fresco y seco -algo imposible con el clima del continente-, también tener cuidado con no rasgar el producto con las manos -la manicura en África no destaca-. Si a esto sumamos que los ciudadanos del Tercer Mundo no saben leer, el uso del preservativo puede ser un peligro". [+] Fabricando bulos y falsedades

 Ahí lo dejo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Se podía esperar otra cosa acaso de la PRISOE SA?
Los anticapitalistas se desenmascaran ya sin tapujos, enseñan los dientes y desvocan sus fervientes ansias liberticidas.
Estos son los mismo que acabaron con la incipiente democracia rusa, del mismo modo que acabaron con la II República usurpándola y convirtiéndola en una máquina de represión contra los que no se dejan esclavizar.
Socialismo o muerte, valga la redundancia, valga la rebuznancia, valga la repugnancia!

H_Romero dijo...

Hola Anónimo,

En primer lugar te doy las gracias por aparecer por aquí y opinar. Así es como se relaciona la gente libremente. Y, por cierto, no concibo otra diferente.

En segundo lugar, sin entrar a juzgar tus inclinaciones políticas que son absolutamente respetables -en la entrada del blog lo recalco de forma similar- me temo que no he conseguido expresarme bien. La idea de este post era demostrar que el rigor periodístico no puede menoscabarse para conseguir un fin que no sea el de informar rigurosamente. Era ese el sentido del texto en el que se acompaña el artículo de la edición de El País de hoy, centrado en describir una realidad: la mayoría abrumadora de tertulias políticas de medios conservadores de los canales de la TDT.

En directa relación, aparecía una información en la que se exponían algunos casos en los que la creación del mensaje se anteponía a cualquier realidad existente. Ese era el objetivo del post.

En ese sentido, invito a todo aquel que lo desee a que aporte cualquier información que demuestre actuaciones similares procedentes de grupos mediáticos afines a cualquier color político y nos haremos eco.

Gracias por tu tiempo.

Rafa Pecos dijo...

Comentarte, para refrendar lo que está exponiendo, que Telemadrid hace dos años publicitó un reportaje de cámara oculta en el que demostraban cómo los inmigrantes que quisieran se colaban bajo pago por puertas "traseras" sin pasar por las aduanas de Barajas.
Hasta ahí todo parecía un documento periodístico de investigación rigurosa.
La pena es que más tarde salió a la luz que los supuestos reporteros había solicitado grabar un reportaje sobre empleados del aeropuerto, que lógicamente se mueven por puertas diferentes la mayoría a las de los pasajeros.
Es decir, llevaban cámara en mano y otra oculta.
Convenientemente editado y montado el vídeo y con voz en off explicándose con frases ambiguas, se daba a entender que Barajas era un coladero.
No estoy diciendo que no lo sea, en todos los sitios se cuecen habas, como se suele decir, pero es un claro ejemplo de montaje para intereses partidistas.
La campaña que hubo de ataque al Ministerio del Interior fue abrumadora.
Pero claro, estamos en la Comunidad Autónoma donde se emplean las artes y dineros que hagan falta para tenerse vigilados dentro de un mismo partido, o donde la trama Gürtel tenía su sede...

Rafa Pecos dijo...

Por cierto, sólo apuntar una cuestión: ¿qué pluralidad de ideas y qué debate puede haber cuando en estos programas mencionados de la TDT todos son del mismo signo político?

Me hace gracia ver cómo se comenta cualquier noticia en estos debates porque en realidad se convierten en una bola de nieve en el que algún contertulio esgrime una afirmación y el resto va haciéndola justificarse y crecer.

Recuerda a momentos oscuros de la historia.

Anónimo dijo...

Buenas tardes.
Antes de todo, felicitarte por la valentía de escribir un blog regularmente, cosa que me parece harto complicada.
Hay algo en el hilo que no me cuadra, pues lo que dices criticar, que por supuesto es criticable y yo mismo lo critico, son las informaciones sesgadas e incluso falsas de dos canales televisivos. Siendo así, no comprendo el título de la entrada. ¿Quiere decir que estas prácticas son propias de la derecha? ¿Estos medios son de derechas por emplear estos métodos? ¿si hubiera ocurrido en un medio con tradición izquierdista la entrada se habría titulado de la misma manera?
Muchas gracias y un saludo. Santiago.

H_Romero dijo...

Hola Rafa. Esos ejemplos que comentas son precisanente lo que quería denunciar haciéndome eco de ese artículo que cito en mi entrada. Son magníficos ejemplos de cómo tirar por tierra una profesión tan cojonuda como ésta. Y Rafa, gracias de nuevo por perderte por aquí.

Hola Santiago. Ante todo te agradezco tu comentario. No creas que no le dí vueltas al titular del post y me incliné por el actual para no repetir el mismo que eligió El País, que además me pareció incluso más duro (Los ultras conquistan la TDT). Una vez publicado el post dudé si modificarlo para evitar precisamente lo que tu comentas con total acierto. Ese titular, que sirve de reclamo y como localizador en los buscadores e indexadores de contenidos de la red, tal vez no sea el más adecuado. Aún así, respondiendo a tus preguntas, si ese tipo de prácticas procedieran de medios progresistas o de izquierdas también encontrarían su espacio en este blog. No sé si el titular hubiera sido idéntico o no, pero seguro que el contenido hubiera expresado la misma denuncia. Por ejemplo, me viene ahora a la mente el caso del disidente cubano fallecido recientemente por los efectos de una huelga de hambre. El trato -o no trato- recibido por parte del único periódico del régimen ha sido esperpéntico y deplorable. "La izquierda más rancia se come la libertad de expresión" sería un titular posible.

Es evidente que el hecho de que la información proceda de El País puede quitarle cierto valor informativo si introducimos la variable política en el asunto, al tratarse de una crítica a medios radicalmente opuestos a la línea editorial del periódico. Sin embargo, y así lo he resaltado en la entrada, el interés residía en los ejemplos de información fraudulenta que he reproducido literalmente. He tenido la oportunidad de ver algunos de los programas de los que habla la información y me han parecido de un nulo interés periodístico porque la buena información no consiente que siempre se equivoquen o acierten los mismos, por sistema. Cada caso debe analizarse objetivamente por separado, proceda de quien proceda la idea. No creo que se pueda asegurar a la ligera que sea la manera habitual de actuar de la derecha, pero si que existen coincidencias entre muchos de esos episodios fraudulentos en el periodismo y su radicalismo conservador. La falta de escrúpulos y de rigor profesional se puede dar tanto en medios claramente de izquierdas como de derechas, pero es el panorama actual de la TDT -como detalla la noticia de El País en cuanto a la concesión de licencias en función de los gobiernos reinantes- el que ha tejido un entramado de televisiones pro conservadoras que nos han facilitado todo este tipo de ejemplos. Si en lugar de eso la parrilla televisiva hubiera quedado más equilibrada, a buen seguro que esta entrada que estamos comentando hubiera estado formada por las malas prácticas de ambos bandos.

Gracias de nuevo por tu tiempo y espero pronto tus comentadios. Un saludo.