miércoles, 12 de enero de 2011

Diseñados para fallar antes de tiempo

Obsolescencia programada: proceso por el que las empresas programan la reducción de la vida útil de sus productos para que incrementemos su consumo. En el siguiente documental comprobaréis como las bombillas de principios del siglo XX ofrecían 2.500 horas de luz, para no llegar ni tan solo a la mitad cien años después. Conoceréis lo que se ha llamado el 'Cártel Phillips-Osram', la alianza comercial entre ambas multinacionales con la que se impuso un pacto entre las productoras de bombillas, para que la duración máxima de su vida útil fuese de 1.000 horas.



















[Gracias Mateu, mi profesor de repaso particular, por darme luz en este tema]


2 comentarios:

Rafa Pecos dijo...

Hola!

Hace unos días lo ví en La 2, y los alemanes del Este en su momento, con las bombillas de larga duración, apostaron porque de esa manera ganarían en ventas, tendrían más producción y por consiguiente prolongarían los empleos.
"Irónicamente", al unificarse Alemania, el sistema capitalista llevó al cierre a la fábrica de origen comunista.

H_Romero dijo...

Como podemos ver, Rafa, las cosas no cambian aún con siglos de por medio. Tal vez algún día se deje de planificar todo pensando sólo en "mañana", sin tener en cuenta las décadas posteriores. Saludos capitalinos desde La Roca.